Decorar con papeles pintados

Una vez más insistimos en la belleza que aporta el papel pintado a una estancia.

Olvídate del concepto rancio de casas empapeladas hasta en los techos, recargadas y con papeles puestos capas sobre capas acumulando polvo y ácaros durante años.

Los nuevos papeles pintados son lavables, resistentes a la luz y a las temperaturas y facilmente arrancables. En los actuales proyectos decorativos, el papel pintado no oculta sino que se utiliza dosificado para resaltar una zona, una pared, una columna, separar ambientes, crear profundidad…y sobre todo para hacer diferente y dotar de personalidad a una estancia.

Existen estilos para todos los gustos, clásicos, modernos, florales, geométricos, con texturas, infantiles, vegetales, coloristas, textiles… las opciones son infinitas.

Os mostramos el trabajo realizado en casa de una clienta amante del papel pintado. Una vivienda clásica, en la que respetamos la personalidad y estilo de sus propietarios.

Podeis apreciar el cambio observando el antes y el después.