Decorando el dormitorio

Nuestro reto se trata ésta vez de un trabajo de redecoración del dormitorio principal. Carmen, su dueña, es una mujer con las ideas muy claras y gran amante de la decoración, el arte y “los cambios”. A pesar de que su dormitorio antes presentaba un aspecto estupendo había decidido que necesitaba renovarlo, cambiar completamente su aspecto.

Los puntos imprescindibles para la actualización del dormitorio:

  • Elegir una gama de colores diferente y más moderna, pasamos de beiges y azules a grises, platas y malvas.
  • Aclarar los muebles de cerezo, jugando con zonas en blanco para ganar ligereza, y sustituir el cabecero actual por un elegante cabecero tapizado en piel blanco de mayores dimensiones suspendido sobre un fonde de papel pintado nacarado con finas flores de cerezo.
  • Jugar con las texturas de los textiles: Visillos blancos vaporosos para las ventanas y las puertas del armario de cerezo. Terciopelo malva grisáceo para tapizar las butaquitas restauradas, y en dos tonos de malva para cojines de diferentes tamaños sobre un edredón con ligero dibujo en relieve con hilo metalizado.

  • Para la lámpara de techo elegimos el color blanco enn una pantalla supendida con cables de acero elaborada a medida.

 

El resultado es un dormitorio muy relajante y romántico más ligero, armonioso y coordinado. Nos gusta mucho el resultado final y sobre todo nos encanta la satisfacción de Carmen y Carlos.