Aislamiento Pladur® en la reforma de vivienda

Una de las cosas a tener en cuenta cuando planteamos la reforma de una vivienda antigua, es intentar mejorar el confort y adaptarse a las normativas de mejora energética.
Pladur® ofrece soluciones que hacen realidad la temperatura ideal durante todo el año, aíslan acústicamente y proporcionan barreras anti humedad.
Combinamos los distintos materiales de la gama de productos Pladur® para construir tabiques o falsos techos, o forrar los muros existentes, existiendo un Sistema Pladur® indicado para cada situación u uso.

Cuando no se modifica la estructura inicial de la obra, la solución es utilizar trasdosados con aislamientos de alta densidad.
Un trasdosado es un revestimiento de un muro de su vivienda, en nuestro caso hablamos de interiores.

Trasdosado autoportante

Trasdosado autoportante Pladur®

El tipo de trasdosado más común utilizado en las reformas de viviendas es el trasdosado autoportante, con ésto conseguimos unas notables mejoras en aislamiento acústico/ térmico en el muro. Está constituido por una estructura resistente de acero galvanizado, sobre la que se atornilla, por la cara de la vivienda, una o más placas Pladur® de diferentes espesores.

Instalaciones interiores

Instalaciones interior tabiquería Pladur®

Esta estructura tiene múltiples ventajas, permite el alojamiento de algún material aislante e incorporar las distintas instalaciones necesarias para la vivienda durante el montaje sin tener que realizar ningún tipo de rozas.

Trasdosado directo

Trasdosado directo Pladur®

Cuando el problema de espacio no permite robar esos valiosos cm en la estancia, recurrimos a trasdosados directos, placas pegadas al muro, y los semidirectos, placas atornilladas a maestras.

Reformar la vivienda, mejorar el aspecto de los muros, ocultar o modificar instalaciones, bajar los techos, incorporar la terraza al salón… y sobre todo mejorar la calidad energética en nuestro hogar. Consúltenos.

Descarga aquí la Guía de usuario, ventajas PLADUR®